Inicio
Historia de la Radio
Historia de Canta
Historia de Chaperito
Combate de Sángrar
Contacto
Galeria de Fotos
JM Comunicaciones
Plaza de Armas 360°
Plaza de Roccha 360°
Rio Chillon 360°
Catarata 360°
Horóscopo
Programación
Vídeos
 
 
 
 
 
 

COMBATE DE SÁNGRAR
(26/06/1881 - 2014)

En aquellos días (junio de 1881) operaba en el interior del país el comandante don Ambrosio Letelier al mando de las fuerzas expedicionarias chilenas.
El comandante Letelier estando en Chicla, se enteró de las actividades peruanas, inmediatamente hizo conocer al coronel Lagos los preparativos de los montoneros, el documentos cablegráfico decía textualmente “…En canta el montonero Vento tiene trescientos hombres bien armados, listos a unirse a las fuerzas de Pasco, sírvase comunicar por telégrafo sus ordenes” Como respuesta el general en jefe don Patricio Lynch ordenó que la División de Letelier se trasladase a la Hacienda Conocancha y luego a la de Sángrar de donde marcharían sobre Canta en su ruta de regreso a Lima.

Para proteger su marcha hacia Lima, Letelier destacó al pueblo de Cuevas una compañía del batallón Buín, bajo el mando del capitán José Luís Araneda e integrado por 79 hombres, esta unidad se traslado inmediatamente a Sángrar por razones de mejor alojamiento.
Mientras tanto en Canta, sabedores de este movimiento enemigo y ante un aviso conminatorio de rendición firmado por Letelier en Cerro de Pasco el 19 de junio de 1881, el reorganizado batallón Canta se apresto a la lucha bajo las ordenes del coronel Vento.

Las fuerzas peruanas.

Ante la amenaza de Letelier de “barrer” Canta, el coronel don Manuel Encarnación Vento decidió hacer frente al enemigo con ese pueblo lleno de espíritu y valor, que el 21 de junio de 1881 le prometería al sagrado bicolor izado en su Plaza que lucharían para no ver a los chilenos hollando nuestro suelo.

La unidad que se formo totalizaba un efectivo de 150 hombres organizado de la siguiente manera:

Comando
Crnl. Manuel Encarnación Vento (comandante general)
Sgto. Mayor Juan de Dios Livia (ayudante)

Estado mayor y asesores:
Crnl. Simon Antaya
Crnl. Lizardo REvollé
Cáp. Emilio Fuentes (Subprefecto de Canta)
Sgto. Mayor Luís Escudero (secretario)

Primera compañía:
Al mando del capitán Victoriano Calderón

Segunda compañía:
Inicialmente comandada por el capitán Carlos Zuleta, relevado en Cullhuay por motivo de enfermedad por el teniente Marcos Icochea

Tercera compañía:
Bajo el mando del Sargento mayor Telésforo Ortecho, quien debería salir en dirección de Carampoma para unirse con las tropas del comandante Aparicio Medina y vigilar la línea de Carampoma.

Cuarta compañía:
Al mando del comandante Manuel Ollague, permanecería en reserva en Canta

Además el batallón contaba con un apoyo de Sanidad en el capitán Valentín Falcón (medico voluntario) y como medio de alerta a los cornetas Federico Reyes y Bernardino Igreda.

Entre los canteños que se reunieron como voluntarios no podemos dejar de recordar los nombres de:

José Navas, Clímaco Falcón, Andrés Hidalgo, Manuel Solís, Santos Hurtado, Juan de Mata Meza, Andrés Huamán, Juan Pablo Bao, Manuel Molina, Manuel Padilla, Pedro Patiño, Nazario Igreda, Feliz Huamán, Leocadio Cataño, Martín Valderrama, Lorenzo Vento, José Mercedes Valdez, Hermogenes Bao, Luís Valdez, Nazario Chamorro, Felipe Garrido, Manuel Astocóndor, Esteban Becerra, Laureano Rojas, Ezequiel Perez, Wenceslao Vento, José Bravo, Clemente Izaguirre, José Bohórquez, Santiago Chávez, Manuel Álvarez, Cornelio Espinoza.


Las Acciones

El 24 de junio de 1881 a la una de la tarde, el batallón “Canta” salía de la plaza de armas en conmovedora despedida para seguir camino de Obrajillo rumbo a Cullhuay, a donde llegaron a las cuatro de la tarde.
El 25 a las cinco de la madrugada cuando la tropa se disponía a marchar en dirección a “La cordillera de la Viuda” se presento Don Gregorio Romero (vecino de Yantac) e informo que las fuerzas chilenas habían invadido la hacienda de Sángrar motivo que determino que la expedición cambiara su rumbo con dirección a Sángrar pernoctando en Oxamachay, hacienda en la que ingresaron a filas los subtenientes Juan de Mata y Meza y Clemente Izaguirre y el sargento Mayor Manuel Solís

Estando los chilenos en Sángrar el capitán Araneda destaca dos piquetes en busca de provisiones:

-El primero conformado por el Sgto. Zacarías Bisivinger, el cabo Bernabé Orellana, los soldados Tapia, Sepúlveda, Ibarra, Muñoz y Gálvez y el arriero Malla. Este piquete marchó en dirección de la hacienda Capellayoc

-El segundo conformado por el Cabo Julio Oyarce y cuatro soldados más, marchó en dirección norte.

En la madrugada del 26 de junio de 1881, el coronel Vento envió una avanzada hacia el cerro Lacsahual, compuesta por el capitán Emilio Fuentes (sub. prefecto) Wenceslao Vento, Martín Valderrama, Andrés Hidalgo, Hermogenes Bao, Juan Yalán, Ramón Ramos, Cornelio Espinosa y José Bravo.
A la una de la tarde la pequeña avanzada llega al sitio denominado Llucllococha, cubierto de grandes piedras que les favorecían no ser vistos de frente. De pronto apareció una avanzada chilena compuesta de doce soldados que descendían a lomo de mula por el paraje de Colac, nuestra avanzada se parapeto en las rocas y espero que el piquete enemigo bajara al llano y cuando lo estuvo una descarga de fusilería y un corto tiroteo dejó un saldo de once muertos, logrando fugar el soldado chileno José Sepúlveda, a quien al voltear la cumbre del cerro Escaparate, un certero balazo lo hirió y echo a tierra. La mula fue el centinela que puso sobre aviso a los chilenos, como lo mencionara mas adelante el capitán Araneda.

Sin perder tiempo el grueso del Batallón Canta coronó las alturas del cerro Escaparate, donde el coronel Vento dio descanso a las tropas a la vez que consultaba a su estado mayor la decisión que debería adoptarse

Mientras tanto, los chilenos habían ocupado las casas de la hacienda Sángrar con la idea de defenderse mejor

El coronel Manuel Encarnación Vento, conocedor de la topografía de la hacienda de su padre Don Norberto Vento, decidió dividir sus tropas en tres secciones:

-La primera fracción bajo el comando del teniente Marcos Icochea
-La segunda fracción al mando del propio Vento y
-La tercera fracción comandada por el capitán Victoriano Calderón

Por otro lado los invasores por tener menos efectivo debieron mantenerse agrupados para poder resistir, pero equivocadamente el capitán Araneda dividió sus fuerzas en dos fracciones:

-La primera comandada por el teniente Guzmán
-La segunda bajo el mando del propio Araneda

El Teniente Guzmán ocupó el corralón contiguo a la iglesia empleando las murallas como parapeto, el capitán Araneda se ubico delante de la Casa Hacienda.



A las 5.30 de la tarde del glorioso 26 junio de 1881, Ventó ordenó atacar con ímpetu y decisión, los canteños iban envolviendo a los chilenos, estos tomando posesión de los muros resistieron el arrojo de los atacantes por mas de una hora. A la distancia de 300 metros se lanzaron a asalto bajo el toque de corneta de Bernardino Igreda y el redoble de tambores de los hermanos Federico y Patricio Reyes. Los canteños iban aminorando la distancia.

Se refiere que en el fragor de la lucha el secretario del sub-prefecto Clímaco Falcón fue muerto sobre su cabalgadura y la suerte quiso que el caballo no fuera alcanzado por una sola bala durante toda la lucha de manera que se paseaba en toda dirección como arengando a los canteños…así se muere por la patria!

En un momento del combate el canteño Juan Solano corrió hacia la torre de la iglesia para repicar la campana dando vivas a la fuerza ya victoriosa y con este gesto se alentó mucho a la tropa.

Al ver que se vencía el día los canteños iniciaron el incendio de los techos pajizos para obligar a los chilenos a salir de sus escondrijos. Saliendo de su escondite unos caían por el fuego de fusilaría y otros en el combate cuerpo a cuerpo eran mutilados como lo hizo aquel famoso Nazario Chamorro que de un mordisco arrancó la oreja a un chileno.

En una casa con techo de calamina se habían escondido el capitán Araneda tres oficiales y cinco soldados quienes confundidos con el humo y la oscuridad de la noche huyeron hacia Casapalca siguiendo el curso del riachuelo.

El Final:


En este combate se logró un triunfo invalorable corolario del valor que caracterizó al militar ya formado y también al civil convertido en soldado.
Se capturó abundante material de guerra (50 rifles comblain) y como trofeo un estandarte chileno capturado por Hermogenes Bao y llevado a Canta y después donado al Museo Nacional.

El saldo de muertos y heridos que arrojó esta acción fue de 17 chilenos muertos, 20 heridos, 7 desaparecidos y 2 prisioneros; por parte de los canteños hubo 42 bajas entre las que hubo de lamentar la muerte de Clímaco Falcón, Praxides Paez, José Mercedes Valdez Igreda y José Molina.

Después de un breve descanso tomando el rancho de los chilenos nuestros bravos soldados regresaron por el mismo camino, en la Villa de Obrajillo los aguardaba el coronel Mariano Vargas con sus fuerzas de Canchapilca. Toda la población de Canta llena de emoción y de alegría indescriptible llego a la plaza de Armas para saludar a los bravos vencedores de Sángrar, las campanas se echaron al vuelo, las lagrimas de las esposas, madres e hijas fueron como la expresión de orgullo por el cumplimiento del sagrado deber.

Algunas referencias:

Memorias de Cáceres:
"al enterarse el Coronel Manuel de la Encarnación Vento en Canta de la ocupación de Sángrar por fuerzas enemigas, púsose al frente de los 100 hombres que debían integrar el batallón canta aun en formación y 40 guerrilleros del subprefecto Emilio Fuentes marchó por las alturas que bordean la hacienda y cayo sorpresivamente sobre el destacamento enemigo. Repuestos los chilenos de la sorpresa y rápidamente parapetados en torno a la casa hacienda y en la capilla, opusieron denodada resistencia al atacante, empeñándose una furiosa refriega que terminó hacia la caída de la tarde con la derrota del destacamento enemigo que perdió mas de la mitad de su efectivo y dejo unos 50 rifles en poder de los canteños"

Tradición oral de Don Francisco Palacios Castrana poblador de Canta, delegado de las comunidades brindada a la CPEHH año 1981 (fragmentos)

...Cerca de las doce de la noche ceso el fuego, la luna hizo su aparición en el levante poco después el coronel Vento dispuso el retorno a Canta en medio de indescriptible júbilo patriótico. Se había tomado al enemigo 2 prisioneros, 47 rifles "combler" y una bandera del Buin por el patriota Hermogenes Bao y varias cabalgaduras...
...Finalmente como un granito de arena para los registros históricos de nuestra querida patria, nombraré algunos nombres de aquellos que pertenecieron al gran e inmortal batallón Canta... también un grupo de jovencitos valientes que se presentaron armados de escopetas minie a las alturas del pueblo de Cullhuay tales jóvenes fueron Jacinto Otárola, Santiago y Nicanor Chávez y otros más...


Primero: es muy común que las versiones chilenas hablan de millares de indios ebrios que bajan de los cerros dando alaridos en desorden comandados por rechonchos y opulentos frailes.

Dejando de lado el ataque que hicieron sobre concepción los comuneros de todas las comunidades aledañas (en un número máximo e insuperable de 1000) esto no se dio en la guerra a tal escala, me pregunto de donde sacan los millares de indios, las aldeas o poblados que habían desperdigados en la sierra eran de un par de decenas de casas, incluso algunos vivían separados entre si ocupándose de trabajar sus ayllus familiares y criar sus animales, solo se juntaban para las festividades religiosas y el trabajo comunal en ayllus vecinos.
Números o cifras de 2000, 3000 . 4000 e incluso 5000 ....hablan por si solas

Segundo: los pobladores de Canta como era común en las principales ciudades de la sierra eran mestizos dedicados al comercio con mayor predominio de ascendencia española basta fijarse en sus apellidos, las comunidades "indígenas" de los alrededores no eran las perdidas en la sierra, mantenían importantes vínculos comerciales con Canta que era la ciudad principal y como era de esperarse respondieron al llamado, en suma las tropas que atacaron Sángrar han de haber oscilado entre 150 y 180 hombres, unos 100 del batallón Canta que se podrían considerarse bien armados y los demás milicias con rifles y escopetas de caza y rejones.
Los nombres de los participantes en dicha acción se encuentran guardados en los archivos de Canta, año tras año se recuerda esta fiesta cívica a la manera de la sierra, con desfiles, música, danza y comida típica.


Himno a Sángrar
Letra y música: Aurelio Salazar

Con orgullo lancemos al viento
la canción de la tierra natal
de confín a confín que resuene
de la sierra la marcha triunfal.

La invasión de la muerte y la ruina
que no manchen los patrios blasones
defendiendo la patria querida
del preciado laurel se coronen

Los canteños que en Sángrar lucharon
eclipsando la heráldica estrella
el arrojo y virtud que legaron
cual sus nieves montañas descuellan .

Con destello de sangre y de fuego
"Hoy o Nunca" esta escrito en la Breña
y en los andes retumba tal eco
como un himno de gloria canteña.

Si el Perú te olvidara en su historia
sepultando el canteño valor
piensa siempre que diste la gloria
al Perú con arrojo y honor.

Recopilación: Ronny S. Ramírez Caycho

Copyright © 2007 - 2014 Radio Canta - Políticas de Privacidad
Jr. Sángrar # 215 - Canta Telfs.: 244-7145 / 531-0896 / 95444-8779

e-mail: gerencia@radiocanta.com / radiocanta@hotmail.com
Webmaster: Ronny S. Ramírez Caycho Telf.: 244-7274 email: webmaster@radiocanta.com
Requisitos mínimos: resolución 1024 x 768 - Internet Explorer 6.0 o superior - Java Script - Flash player